NOTICIAS

La influencia inglesa en el origen de los colores actuales del Granada CF

Volver

20/04/2018 11:01

Si dijéramos que el Southampton es el origen de los colores actuales del Granada CF, pasando por Bilbao y Madrid, ¿se lo creerían?

Vayamos a los orígenes. Con la fundación del Club Recreativo Granada, los colores corporativos de la entidad eran azules y blancos, y los del equipo, camiseta a rayas verticales azules y blancas con el pantalón azul. Pero realmente en los primeros encuentros se vestía con camiseta y pantalón blanco, incluso camiseta celeste y pantalón blanco y en la segunda temporada del club en competición liguera llego a vestir con camiseta rojiblanca.

La escasez de recursos económicos hacía que no imperara inicialmente una uniformidad concreta, hasta que poco a poco fue primando la equipación que todos conocemos como original y que mencionábamos anteriormente de rayas verticales azules y blancas y pantalón azul.

La liga debe pararse entre 1936 y 1939 con motivo de la Guerra Civil española y finalizada la misma debía reiniciarse la competición. Estamos en diciembre de 1939 y las camisetas del Recreativo no se encuentran en buen estado. Un directivo acude a Madrid para comprar nuevas equipaciones de rayas azul y blanca, pero hay también escasez de material deportivo. Lo único que encontraron fue un lote de camisetas rojiblancas que era la vestimenta del Atlético de Madrid.

Desde el 3 de diciembre de 1939, el Granada Club de Fútbol viste con los colores actuales y tras la modificación del nombre, el escudo también cambió sus colores y sus iniciales impresas en el mismo.

¿Por qué decíamos al principio del origen inglés de los colores actuales del Club?

En 1910 el Athletic Club decidió comprar nuevas camisetas en Inglaterra. Vestía camiseta, mitad azul y mitad blanca con pantalón azul, originales del Blackburn Rovers que era a quien les compraba las mismas. Al estar agotadas, el directivo encargado de adquirirlas partió hacia Southampton para regresar en barco hasta Bilbao. En esa ciudad pudo adquirir unas equipaciones rojiblancas y pantalón negro, que eran las que vestían a los jugadores de la citada localidad. Desde ese momento, el club vizcaíno viste con esa indumentaria.

El Atlético de Madrid era filial del Athletic Club por aquellos primeros años de siglo. Vestía exactamente igual y con el cambio de equipación pasó a vestir rojiblanco, conservando el pantalón azul, para que hubiera diferenciación entre un equipo y otro. Ese es el motivo por el que en Madrid la vestimenta de rayas más habitual fuera la rojiblanca, con lo que indirectamente terminó afectando a la historia del Granada Club de Fútbol.

Pero el cambio de color en la camiseta no es el único producido en la indumentaria del Club. En 1973 en la presentación del I Trofeo Granada, el equipo rojiblanco cambió la dirección de las rayas de su camiseta, pasando de verticales a horizontales.

Cándido Gómez Álvarez como presidente del Club, quería algo que motivara a la afición y adelantado a su tiempo, utilizó una estrategia de márquetin seleccionando la camiseta horizontal entre varios diseños: diagonal, arlequinada o cuadritos pequeños parecida a la equipación de la selección de Croacia.

En un principio gustó, hasta la llegada de Miguel Muñoz al banquillo granadinista en 1975, que solicitó comenzada la temporada que se volviera a las rayas verticales.

En diferentes etapas, el equipo ha vestido uno u otro diseño, vertical u horizontal. Fue un 17 de julio de 2004, cuando una asamblea de socios aprueba que el Granada Club de Fútbol vista con rayas horizontales y desde esa fecha, el diseño ha variado en cuanto al grosor o número de rayas de la indumentaria, pero su piel, siempre ha sido horizontal.