NOTICIAS

David Tenorio: "Soy un afortunado pero al que jamás regalaron nada"

Volver

26/05/2020 10:28

David Tenorio seguirá al frente del Club Recreativo Granada una temporada más. El técnico granadino afronta el reto con la misma exigencia e ilusión con que ha afrontado cada una de sus tareas en las ocho temporadas que lleva en el club. Un hombre de la casa para el futuro de la casa.

¿Qué supone esta renovación?

Supone un cúmulo de circunstancias. Es la octava temporada consecutiva en el club de mi ciudad, donde nací y me crié, donde reside mi sentimiento. Y también supone la eterna confianza de la dirección en un profesional formado en la casa, que lleva alternando funciones entre el primer y segundo equipo durante siete años ininterrumpidos.

Y es la renovación de una responsabilidad importante en el futuro de la cantera nazarí.

Sí, es la responsabilidad por formar parte de una etapa esencial en la formación de jóvenes, que no es otra que el inicio del profesionalismo y la antesala de un futuro excepcional. Estoy agradecido a todos aquellos que han ayudado a que yo sea el afortunado que ocupa un puesto de excepción que cualquiera desearía. Me siento un representante de los cientos de entrenadores granadinos, muy preparados, que se dedican a la formación en la base, allí mismo donde yo comencé. Soy un afortunado pero al que jamás regalaron nada.

¿Cuál es el mayor hándicap de cara a la próxima temporada?

No hay hándicap. Prefiero pensar que tendremos obstáculos lógicos pero que los afrontaremos con resiliencia. Si algo hemos aprendido en las últimas temporadas es que la Segunda B es una categoría extremadamente competitiva. No hay rival pequeño. Cualquier equipo cuenta con jugadores veteranos que ya pasaron por categorías superiores, otros que son expertos conocedores de la Segunda B y, finalmente, jóvenes con proyección. Además, con la creación de la Liga Pro estoy convencido que los clubes harán un esfuerzo superior en la búsqueda de presupuestos mantenidos o más altos. Hay muchos históricos, capitales de provincia, filiales de entidades poderosos y ciudades con extrema ilusión.

¿Cómo puede tratar de acortar esas distancias un equipo filial como el Club Recreativo Granada?  

Debemos configurar la mejor plantilla posible, respetando nuestra idiosincrasia. 'Granadinizar' y 'canterizar' el equipo conlleva unos riesgos altos que jamás tuvimos en el pasado y asumimos en la 2019-20. Confío ciegamente en los profesionales de dirección deportiva que nos garantizarán la configuración más idónea, adaptada a nuestras circunstancias. A partir de ahí, me tocará junto con mis técnicos idear el camino oportuno para adaptarnos con inmediatez a las exigencias de la competición, potenciar los activos del club y ser punto de apoyo constante a las necesidades de nuestro primer equipo, siendo fieles a nuestro lema: cultura del esfuerzo.

¿Cuál es el plan de trabajo de estas próximas semanas?

Nuestra programación de entrenamientos individuales sigue durante las próximas semanas como hemos hecho hasta ahora. Se programan, se envían y obtenemos el feedback de los jugadores en forma de vídeos e imágenes. Y la dinámica seguirá por tres motivos. Primero, porque nos debemos al primer equipo y debemos estar preparados para cubrir cualquier necesidad. Segundo, no está descartado que podamos en un tiempo realizar algunas sesiones grupales en campo. Tercero, como profesionales no podemos dejar que el período transitorio o vacacional sea excesivo. Finalmente, el cuerpo técnico ejecutamos tareas de valoración, colaboramos en la observación del mercado de fichajes y preparamos aspectos concernientes a la próxima campaña.