NOTICIAS

Conoce la dinámica y cuerpo técnico del Granada CF Femenino

Volver

02/10/2020 12:09

Un equipo en correcta sinergia se compone de engranajes individuales que mueven el motor para llegar al éxito. Así se define el cuerpo técnico del Granada CF Femenino.

Cada día, cada semana, todos los integrantes aportan su pieza para completar el puzzle que forma un objetivo común: crear el mejor ambiente de trabajo y equipo para las futbolistas. Mediante la formación, experiencia e implicación elaboran una planificación para así obtener un óptimo desarrollo y rendimiento de las mismas.

La labor personal de cada puesto se ve interrelacionada con el resto. En primer lugar, el entrenador José Herrera obtiene información del modelo de juego, aciertos y errores del equipo a través del segundo entrenador, Álvaro Martínez. Éste le facilita detalles de los próximos rivales para preparar así la semana de entrenamientos.

Además, se complementa con sus preparadores físicos Álvaro Echevarne y Antonio Gómez para gestionar y tener control de la carga de cada sesión. En cuanto a portería refiere, el entrenador de porteras Christopher Urbano transmite al técnico mediante un análisis semanal el progreso de las guardametas con sesiones de vídeo, microciclos e informes de los partidos.

Para saber si cada jugadora está en el correcto estado para poder ejercitarse en las mejores condiciones y a un buen nivel, las fisioterapeutas Alicia Amaro y Raquel Infante transmiten esta información al entrenador. También cabe destacar que con esta labor se trata de controlar la aparición o recaída de lesiones.

Y por último, aparece la figura del nutricionista José María Giménez. Éste mantiene contacto con el preparador físico y fisioterapeutas para informar de la composición corporal de las jugadoras y conocer el estado de forma. Tras la recogida de datos, se planifica una nutrición acorde a sus necesidades y requerimientos.

En conjunto forman un equipo multidisciplinar, que ayudan y trabajan con las jugadoras a nivel técnico, táctico, físico, nutricional y emocional. Como pieza clave a nivel organizativo, Ana Belizón, delegada del equipo siempre pendiente de todos los detalles, ligada al club desde 2006 como jugadora y desde 2013 en sus funciones actuales.

Basándose en toda la información detallada anteriormente, el mister planifica la semana de trabajo. Resalta que se enfoca en el próximo rival. A continuación, un ejemplo de un microciclo con competición en fin de semana:

- Lunes: por la mañana, el cuerpo técnico realiza un análisis del partido anterior con los aspectos a corregir y mejorar. Por la tarde, muestran el vídeo al equipo y hacen una sesión de recuperación.

- Martes: normalmente es el día de descanso.

- Miércoles: trabajar los aspectos del rival a nivel ofensivo y los aspectos propios a nivel defensivo.

- Jueves: al contrario que el día anterior, se trabaja ofensivamente el equipo y los aspectos defensivos del rival.

- Viernes: ultimar objetivos y acciones a balón parado.

- Sábado o Domingo: partido.

El conjunto afronta la temporada y los entrenamientos con esfuerzo, implicación e ilusión. Como bien dicen nuestras jugadoras, este equipo se considera un “barco” en el que reman todos juntos, por una pasión: el fútbol, encontrando en el deporte una familia.